Seis estudios de arquitectura optan a redactar el futuro PGOU

Seis empresas de arquitectura ingeniería han presentado oferta al concurso público para la redacción del futuro Plan  General de Ordenación Urbana (PGOU) de Liérganes, cuya elaboración se interrumpió en 2017, tras resolver el contrato el Ayuntamiento con el entonces equipo redactor. El pliego contempla que el documento ha de estar listo en un plazo de cuatro años; que la dotación económica de partida es un contrato por un valor máximo de 91.000 euros, y que el equipo ganador dispone de toda la documentación aportada por el estudio de arquitectura saliente. La entrega de ofertas se cerró el pasado 31 de julio.

En la segunda quincena de septiembre el equipo de gobierno municipal (ULP-PRC) convocará la preceptiva Mesa de Contratación, presidida por el acalde, Santiago Rego, para proceder a la apertura de los sobres técnicos y administrativos. En la Mesa habrá representación del Colegio Oficial de Arquitectos de Cantabria y del Colegio Oficial de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Cantabria. Tan solo 30 de los 102 ayuntamientos de Cantabria tienen sus instrumentos de planeamiento adaptados a la vigente normativa.

El PGOU de Liérganes comenzó a redactarse en 2003, dieciséis años después de aprobarse, en 1987, las Normas Subsidiarias, que siguen en la actualidad en vigor. En 2017 el equipo de gobierno decidió optar por la resolución del contrato con la firma Tres Estudio Arquitectos S.C. Ello supuso una indemnización al equipo saliente a cambio de los trabajos realizados hasta aquel momento. Votaron a favor la ULP y el PRC, y en contra el PP.

El acuerdo con el equipo saliente fue de «mutuo acuerdo», al entender, entre otras cosas, el equipo de gobierno que el grado de desarrollo del PGOU era excesivamente lento, además del tropiezo que supuso, en 2015, el informe de impacto ambiental negativo a las puertas de una posible aprobación provisional. “Es evidente que los informes sectoriales de años atrás no sirven, pero sí abundante cartografía y planimetría, además de otra información y datos de notable valor”, ha precisado el alcalde, Santiago Rego. 

«Iniciamos una nueva etapa, y vamos a comenzar ahora la realización de un PGOU desde la base de un documento urbanístico y de desarrollo acorde a lo que necesitan Liérganes y Pámanes. Era uno de los punto recogidos en el pacto de gobierno del bipartito, que se ha retrasado unos meses por culpa de la pandemia», ha señalado el alcalde.

El regidor ha recordado, por otra parte, que el Ayuntamiento recuperó hace tres años las competencias urbanísticas sobre su conjunto histórico y el entorno de protección. De ahí que el nuevo PGOU deberá excluir por ley toda la zona vieja de la villa. El Boletín Oficial de Cantabria (BOC), de 17 de septiembre de 2017, publicó la aprobación definitiva del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico Artístico del municipio de Liérganes y su entorno, un documento largamente esperado. 

Se trata de una herramienta de conservación y rehabilitación del patrimonio que devuelve las competencias perdidas en 1999 al Ayuntamiento, cuando entregó esa responsabilidad a la Consejería de Cultura, tras recibir el viejo casco de Liérganes la consideración de conjunto histórico y bien de interés cultural (BIC). Desde entonces cada edificación que se ha incluido dentro del conjunto dispone de una ficha detallada y el nivel de protección que contiene.

El Plan Especial dictamina las reglas de actuación de un conjunto y subconjuntos de alto valor histórico y cultural. Abarca, entre otras zonas, los barrios del Mercadillo, La Costera, La Rañada, la Ciudad Balnearia o el tramo central del Miera. La redacción de este instrumento de conservación corrió a cargo de los arquitectos Carlos Riaño, Carlos Ferrán y Fernando Navazo, con la colaboración de la arquitecta Elena Enríquez.

Foto web PGOU