LA VÍA FERRATA YA CUENTA CON
SU APARCAMIENTO PROPIO

La vía ferrata de Liérganes, inaugurada el pasado mes de enero y ubicada en el Pico Levante, ya cuenta con aparcamiento propio. Aprovechando que se ha realizado por la empresa Asfín la mejora de la carretera que sube desde la estación de FEVE hasta las Tetas, el Ayuntamiento, que es el titular de la ferrata, ha llevado a efecto una zona de aparcamiento con capacidad para varios vehículos en batería.
El parking se ubica al pie mismo desde el que se inicia la marcha desde la carretera hasta el Pico Levante, justo en el lugar en donde está la señal indicadora de la ferrata. Este nuevo atractivo, que se suma a los muchos que posee el municipio de Liérganes y que lo han consolidado como un destino único no solamente en Valles Pasiegos, sino también en Cantabria, ha contado con el apoyo y financiación del programa LEADER con un importe de 12.235,60 euros.
Una vía ferrata es un itinerario de escalada equipado permanentemente con diverso material que facilita la progresión vertical a través de grapas (peldaños), pasamanos, puentes, tirolinas, entre otros. La seguridad se refuerza mediante la presencia de una línea de vida que discurre de manera constante paralela a la vía y permite el aseguramiento.
En el caso de la “Pico Levante” se ha buscado que sirva como un complemento a las personas que se acercan a disfrutar de Liérganes y que sean practicantes de turismo activo, donde encontrarán un entorno privilegiado, a la vez que poseen todas las garantías de seguridad. La vía ferrata de Liérganes tiene como objetivo potenciar el turismo activo de Liérganes y del valle del Miera”.
La instalación, que tiene un “escaso grado de dificultad”, salva un desnivel de 75 metros y mide 120 metros y se convierte en la ferrata más cercana a la Bahía de Santander.