Restauradas las pasarelas del puente de la estación tras doce años de intenso uso

Las pasarelas del puente de la estación, en Liérganes,han sido restauradas tras más de una década de uso sin apenas inversiones de mantenimiento. El mal estado de las maderas, tornillos de sujeción, cristales, pasamanos, luminarias y otros elementos ha obligado al equipo de gobierno del Ayuntamiento a realizar una inversión de 10.000 euros, cantidad que figura en el capítulo de inversiones reales del presupuesto 2021.Una resina antideslizante acaba con los problemas que había en días de heladas y lluvia.

Los trabajos, a cargo de la empresa Urbaser, han consistido, básicamente, en la sustitución de numerosas tablas de madera que se habían deteriorado, al igual que la tornillería que no ajustaba convenientemente, y los cristales rotos por la acción de los vándalos, además de la limpieza de maleza y poda de algunos árboles cercanos.

Su mal estado ha provocado más de un susto en los viandantes que utilizan las dos pasarelas camino de la populosa zona del paseo de Velasco, y que da servicio, igualmente, a la estación de ferrocarril de Adif y al acceso al casco viejo a través del Puente Mayor (siglo XVII). El puente de la estación se construyó en 2013 cuatro años después de que, en 2009, llegara el ferrocarril a Liérganes. Hasta entonces la línea férrea concluía en Solares.

Asimismo, en ambas pasarelas se han realizado tratamientos para evitar que los viandantes se resbalen, sobre todo en las épocas de heladas y lluvias, que provocan situaciones de peligro para los peatones. Los trabajos realizados también han incluido impregnar la pasarela con modernas resinas -polímeros de altaresolución-, para dotar al suelo de mayor adherencia y evitar así que los peatones se resbalen y puedan caer al suelo.

La resina empleada es ideal en donde los tratamientos antideslizantes químicos no son eficaces. Se trata deuna solución que se fija de manera duradera sobre el soporte donde se necesita aplicar, y se consigue una eficaz resistencia al deslizamiento de acuerdo al Código Técnico de la Edificación. El Ayuntamiento ha optado por una resina de color transparente para no modificar la estética del suelo con rugosidad estándar, resistente a la intemperie y sencilla en lo que a limpieza y mantenimiento se refiere.

Las dos pasarelas del puente de la estación se inauguraron una en 2008 y la otra en 2010 con una inversión cercana a los 300.000 euros a cargo del Proder Pas-Pisueña-Miera, el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Liérganes. Cada pasarela peatonal simétrica tiene 35 metros de longitud sobre el río Miera, y se tuvo especial cuidado en reducir al máximo el impacto visual que pudiese causar en el enclave. Cada pasarela se apoya en cuatro puntos, dos en los extremos y dos intermedios, dando lugar a tres vanos de 10,5 metros de luz cada uno. Su estructura, de madera laminada y encolada, consta de dos vigas longitudinales de 65 centímetros de canto, más otras viguetas de menor tamaño que sirven de apoyos intermedios. El firme está constituido por losas de piedra y está pavimentado con madera de iroko en tablas ranuradas. Asimismo, posee una barandilla de acero inoxidable y vidrio, de 1,1 metros de altura, y seis puntos de luz, además de dos farolas modelo municipal.

El proyecto, ejecutado hace más de una década por la empresa Corelia, incluyó también la mejora de la plaza anexa al puente, que se urbanizó con un presupuesto cercano a los 85.000 euros. Para ello, se subsanaronlas deficiencias que presentaba el lugar con anterioridad y se acondicionó para su integración urbana. Entre otras cuestiones, se resolvieron los problemas de drenaje mediante la corrección de los desniveles y la elevación de la plaza, lo que facilita un tránsito más cómodo y seguro para los peatones.

Al mismo tiempo, se mejoró la pavimentación, el mobiliario urbano y la iluminación, de forma que el lugar recuperó la funcionalidad que había perdido para los ciudadanos por el mal estado que presentaba anteriormente. También se embaldosó todo el paseo del Hombre Pez, se derribó el viejo templete de música, y se levantó una estatua en honor a Francisco de la Vega Casar, más conocido como el Hombre Pez de Liérganes.

75291C95-9165-43E8-B45F-DA358847D2A9