Pámanes y Liérganes incorporan dos desfibriladores en áreas deportivas

Liérganes ha aumentado su categoría depueblo cardio protegido, tras un proceso que se inició en 2019, pero que la pandemia sanitaria retrasó. Al desfibrilador inicial del pasado mes de febrero, en Liérganes, hay que aumentar ahora dos aparatos de similares características: uno se ha instalado en el exterior del pabellón polideportivo, y un segundo junto a la bolera y el centro cívico de Pámanes.

Gracias a una subvención de casi 2.600 euros de la Consejería de Universidad, Igualdad, Cultura y Deporte se ha adquirido un desfibrilador, y el Ayuntamiento de sus fondos propios un segundo desfibrilador externo y automático. Según el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), de 21 de diciembre, las ayudas a que se refiere esta Orden son las que pueda conceder la Consejería a través de la Dirección General de Deporte, para la financiación del suministro e instalación de desfibriladores semiautomáticos en instalaciones deportivas municipales cántabras.

Las ayudas concedidas son de tal cuantía que permitan el suministro de un máximo de dos desfibriladores por municipio. Únicamente será objeto de la subvención el suministro de dos desfibriladores semiautomáticos con los límites cuantitativos previstos en la orden 23/2020 para poblaciones inferiores a los 5.000 habitantes, que es el caso de Liérganes.

El Ayuntamiento adquirió y puso en marcha, el pasado invierno, junto al puente de la estación de Adif, en pleno centro de la villa, un desfibrilador (DESA), fabricado en el Reino Unido, de mantenimiento sencillo y económico, razones que lo sitúan como uno de los equipos más vendidos del mundo. Todo ello sobre un monolito de piedra de cantería en pleno centro de la villa: junto al puente inmediato al paseo del Hombre Pez.

Para convertirse en pueblo cardio protegido, el Plan Nacional de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP), del Ministerio de Sanidad, obliga a que al menos un grupo de ocho personas de la localidad que lo solicita reciban formación reglada sobre resucitación cardiopulmonar y desfibrilación externa automática.

Liérganes ya cuenta desde 2017 con un desfibrilador en el centro de salud de Liérganes y otro más en el consultorio de Pámanes.

Se trata de un modelo de desfibrilador muy fácil de utilizar, pues tan sólo requiere pulsar el botón de encendido, y el equipo va dictando los pasos a realizar mediante indicaciones visuales y acústicas. Cuenta con un metrónomo –sonido rítmico– que ayuda a realizar el masaje cardíaco, indicando cuando se debe presionar en el pecho adaptado a la velocidad indicada por las Guías de Práctica Clínica vigentes.


El aparato dispone de tecnología de descarga de onda bifásica, patentada y de última generación que permite adaptarse a cada paciente para conseguir un óptimo tratamiento. Su bajo peso y la mochila adquirida permite trasladar fácilmente el equipo al lugar de atención a la víctima. Está dotado en su conjunto con unas medidas de seguridad que facilitan el control de su uso, entre los que cabe destacar la llamada automática al 112, alarma, vigilancia con cámara, regulador de temperatura y kit para actuar en población infantil y adulta.

83B4BD42-0174-46CE-920C-C4D833A2DC8A