El pleno del Ayuntamiento de Liérganes ha aprobado por unanimidad el presupuesto que el equipo de gobierno de la Unión por Liérganes y Pámanes (ULP) ha presentado para el año 2017, que asciende a 1.780.000 euros, frente al 1.735.000 euros de 2016.  Destinará 200.000 euros a “pequeñas pero necesarias inversiones en diversas obras”, según  ha declarado a la agencia  Efe, el alcalde, Santiago Rego. Este ha afirmado que se trata del primer documento económico que el PP apoya desde que “perdiera” el Consistorio en 2011. Por ello, ha considerado que los populares han realizado “un ejercicio de responsabilidad”, y le ha dado, al  principal grupo de la oposición, “la bienvenida a un consenso muy necesario para el municipio.

El regidor ha agradecido al portavoz del PP, Ángel Bordas, y a la portavoz del PRC, Ana Poo, el apoyo prestado para llegar a un consenso que beneficiará a los vecinos. Rego ha señalado que el documento -que ya está colgado en esta misma web (www.aytolierganes.com) en la pestaña de “Presupuesto”- “no contiene grandes proyectos, porque no hay dinero para ello, pero sí para distribuir una partida de 200.000 euros en pequeñas y variadas actuaciones, -algunas de ellas cofinanciadas por el Gobierno regional-,  y necesarias para Liérganes y Pámanes.

Así las cosas, el 12,2 por ciento estará destinado a inversiones que el Consistorio ejecutará el año que viene con fondos propios pero también con ayuda y colaboración del Gobierno de Cantabria. Entre ellas, el primer edil ha destacado la rehabilitación de la vieja Escuela unitaria de la localidad de Rubalcaba como centro cívico y cultural, al que se dotará de salón de actos y de conferencias, de un escenario y servicios, entre otras cosas, y en el que se invertirán unos 20.000 euros.

Junto al Ejecutivo regional, en concreto, a la Dirección General de Medio Ambiente, el Ayuntamiento quiere llevar a cabo el saneamiento entre los barrios de El Sedo, Somarraba y La Mazuga. Es una actuación que tiene un presupuesto de 150.000 euros, a financiar en un 60 por ciento por el Gobierno cántabro y en el 40 por ciento restante, por el municipio, y que ya incluye 30.000 euros en el presupuesto de 2017, a los que se deberá sumar otros 30.000 en el de 2018.

Además, pero con fondos propios, está previsto realizar en 2017 el saneamiento de una parte del barrio de El Calgar, y “llevar el agua” a Las Porquerizas y a una zona de Casas del Monte. Ambos proyectos técnicos encargados por el Ayuntamiento han sido remitidos a la Consejería de Desarrollo Rural, a fin de que sea esta Administración quien los realice por tratarse de dos lugares con varias explotaciones ganaderas.

El presupuesto para 2017 también contempla 50.000 euros para ejecutar la pavimentación de caminos de la concentración parcelaria de Liérganes -295.000 euros se han invertido en apenas año y medio de legislatura-, así como 20.000 euros más para el techo del pabellón polideportivo y la apertura de una salida de emergencia en ese recinto. Se trata de una actuación que se cofinanciará con la Dirección General de Deportes del Gobierno cántabro, porque el presupuesto previsto se aproxima a los 50.000 euros.

Asimismo, se han reservado 10.000 euros a mejorar la biblioteca; 20.000 para nuevo mobiliario urbano; 9.000 para instalar una marquesina de autobús en la vieja fragua cercana a El Cantón; 6.000 euros para desarrollar en Pámanes un proyecto de erradicación del plumero, y 4.000 euros más para mejorar los parques infantiles de esa localidad. También  hay prevista una partida de 5.000 euros para iniciar una vía ferrata en el Pico Levante, cerca ya de las Tetas de Busampiro, y otra cantidad similar para un proyecto de creación de una senda peatonal, con el punto de partida desde Liérganes, para dirigirse a los pozos de Valcaba, en Pámanes.

Después de una larga explicación del presupuesto por parte del alcalde, los portavoces del PP y PRC pusieron de manifiesto que las inversiones son importantes para el municipio, y que su voto sería positivo. Además de cumplir los criterios de estabilidad presupuestaria y la regla de gasto y de renunciar a recurrir el año que viene a cualquier operación de endeudamiento, se mantiene la política fiscal para “no castigar” a los vecinos, las dietas por asistencia a plenos y comisiones y la plantilla de personal del Consistorio.

El equipo de gobierno de la ULP ha optado, por segundo año consecutivo, no aumentar ninguno de los tributos y tasas y precios públicos en cumplimiento de su programa electoral, que no prevé incremento alguno en  los cuatro años de legislatura en IBI, agua, coches, vados, cementerio, plusvalías, obras,  mercado ambulante, etcétera.. El alcalde destacó que Liérganes es uno de los ayuntamientos de la región que dedica menos presupuesto para el capítulo 1 de personal: el 21,9 por ciento

El último pleno del año también aprobó, por unanimidad, un convenio entre los ayuntamientos de Liérganes y Penagos para “darse” suministro de agua en los casos que sea necesario, y facturándose entre sí las cantidades correspondientes. También hubo acuerdo de los tres grupos representados en el Ayuntamiento  para aprobar una Ordenanza municipal para atender los casos de emergencia social que se produzcan en el municipio en colaboración con los servicios sociales del Gobierno de Cantabria. El alcalde y los portavoces del PP y el PRC aprovecharon para felicitar las fiestas y el nuevo año 2017 a los vecinos/as, tras un pleno que apenas duró 30 minutos.