El Pleno del Ayuntamiento de Liérganes ha dado el visto bueno, en la sesión ordinaria de mayo, a un acuerdo de custodia del territorio que ejecutará la Fundación Naturaleza y Hombre (FNyH) en un área de espacio, junto al río Miera, entre los barrios de La Vega y Rubalcaba. La Fundación quiere poner en marcha una reserva biológica para especies amenazadas en la Cordillera Cantábrica.
En este sentido, el Pleno de Liérganes ha dado luz verde a la cesión de cuatro parcelas municipales entre Rubalcaba y La Vega, sin ningún uso históricamente, para que la Fundación desarrolle este proyecto, cuya inversión es de casi 400.000 euros. La cesión de terrenos es por espacio de 20 años, y el PRC votó en contra.
El acuerdo, que se llevó a debate en la última sesión plenaria, obtuvo el informe favorable de los técnicos municipales y, según explicó el regidor, Santiago Rego, incluye la cesión de cuatro parcelas por un periodo de 20 años, pero sin vinculación económica para el Ayuntamiento. Un aspecto este último que sí se recoge en el actual convenio con el Fluviarium firmado en 2007 por la anterior Corporación del PP. El Ayuntamiento quedó obligado, en 2007, a pagar a la FNyH 10.500 euros anuales de subvención hasta el año 2027.
Entonces se contempló en el convenio la cesión de estos terrenos, bajo la denominación de ‘Area Natural de la Isla y las Tetas’. En base a aquel acuerdo, el Consistorio sí se comprometió por escrito con el Fluviarium a la aportación de 10.500 euros anuales a la FNyH. Este acuerdo expira en 2027. El alcalde, Santiago Rego, señaló que la Unión por Liérganes y Pámanes (ULP) respeta los convenios y acuerdos firmados por otras corporaciones.

img_0534El proyecto que se pretende desarrollar, anexionando una finca y un caserón propiedad de la Fundación, se denomina ‘Centro para la divulgación de las razas autóctonas ganaderas y la cultura pastoril de la Cordillera Cantábrica’. Se trata de la reunión de manadas de especies amenazadas y crear así «un reservorio genético» en vivo con un centro de interpretación y estudio en ese lugar.
A este respecto, la FNyH ya tiene para el estudio de estas especies un centro similar en Salamanca que funciona con éxito. En estas instalaciones conviven especies como las vacas de la raza Sayaguesa -similar al extinto Uro prehistórico- y el caballo losino, raza primitiva de las Marismas de Alday, entre otras en peligro de extinción. El acuerdo de cesión del territorio también se realiza para la mejora del hábitat del ciervo volante, dentro del proyecto Life Miera.